Su preparación peculiar abarca y recuerda los principios físicos de la planta junto con los "filosófico-alquímicos" que representan en la alquimia los fundamentos de la existencia humana útiles para restaurar el estado general de bienestar en el individuo.