Extraído de flores individuales que explotan la riqueza de los rayos del sol y las temperaturas típicas de la cuenca del mar Mediterráneo, garantizando a las esencias la máxima "frecuencia vibratoria".