Blog Article

Article

FITOTERAPIA Y INTEGRACIÓN EN LA GESTIÓN DEL COVID-19: REFLEXIONES Y CONSEJOS ÚTILES PARA EL FUTURO.

DATE: 13/07/2020   BY: admin   IN: Fitoterapia

Los numerosos análisis internacionales sobre Covid-19, un virus que aún se encuentra en la fase de comprensión completa, ahora están de acuerdo en algunos puntos fijos:

  • hay una replicación activa del virus en la garganta durante los primeros 5 días después del inicio de los síntomas;
  • se ha observado que la presencia de algunas enzimas específicas como la furina (presente en los pulmones, el hígado y el intestino delgado) aumenta la capacidad del virus para fusionarse con las células huésped;
  • una vez activado, el virus desencadena inflamasomas de NLRP3, iniciando tormentas de citoquinas, es decir, reacciones exageradas potencialmente fatales para el sistema inmunitario.

Al mismo tiempo, es posible confirmar que precisamente a la luz de lo anterior, el uso de remedios naturales específicos, que actúan favorablemente en varios niveles, podría ser un apoyo válido en el manejo de COVID-19.

La higiene oral específica, realizada con ciertas sustancias antivirales, puede contribuir, por ejemplo, a reducir la carga viral en la cavidad oral y el paso del virus de las vías respiratorias superiores a las inferiores y más profundas. Entre las sustancias naturales con acción antiviral, carvacrol o cimofenol, el componente principal del monoterpeno fenólico del aceite esencial de orégano, también ha mostrado propiedades antivirales contra el coronavirus; la acción del carvacrol está a cargo de la envoltura viral, lo que hace que se rompa. La formulación de microemulsión altamente absorbente del aceite esencial de orégano, que también tiene propiedades inmunomoduladoras quimiotácticas, permite un efecto antiviral amplificado, además de resolver la cuestión relacionada con su toxicidad potencial.

En la naturaleza, entre las plantas de considerable interés por su actividad antiviral, la Scutellaria, rica en flavonoides y glucósidos, merece relevancia en virtud de sus numerosas actividades biológicas observadas. De hecho, recientemente, los flavonoides se han descrito precisamente como inhibidores de proteasas particulares, implicados, por ejemplo, en el crecimiento tumoral y la malignidad.

Una suplementación con CoQ10 (coenzima Q10) favorecería la funcionalidad mitocondrial, ayudaría a reducir la formación de radicales libres y peróxidos lipídicos (además de otros efectos beneficiosos relevantes para el cuerpo), por lo que también es muy útil en el manejo del coronavirus.

Finalmente, se descubrió que los altos niveles de melatonina reducen significativamente las tormentas de citoquinas mencionadas al principio, lo que reduce el daño a los órganos y tejidos. La integración de la melatonina, como una intervención adicional o incluso regular, puede representar un soporte válido. Sin embargo, hasta el 90% de la melatonina, tomada por vía oral, se elimina del hígado, con una vida media muy corta, de 30 a 60 minutos; para evitar el efecto de primer paso, para garantizar la aparición de la actividad, para ofrecer una difusión rápida, gracias a la rica vascularización del tejido, algunos estudios han demostrado cómo la administración de melatonina, en forma de microemulsión en aerosol, puede garantizar una absorción efectiva en el mucosa oral, además del aumento de la superficie de contacto.

A la luz de lo anterior, la integración con scutellaria, coenzima Q10, ácido ascórbico y melatonia, junto con el uso de microemulsiones en aerosol de aceite esencial de orégano podría ser relevante en el manejo de COVID-19.

© 2020 REPRODUCCIÓN RESERVADA
* Extracto del artículo “Enfoque bioquímico-nutricional sobre el SARS-COV-2 Aceite esencial de orégano, scutellaria, coenzima Q10 y melatonina: herramientas complementarias en el manejo de COVID-19” “(+ referencias bibliográficas) por el Dr. Joseph Cannillo.



COMMENTS

LEAVE A COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *